Port Adriano
lunes, 26 de septiembre del 2022
facebook instagram twitter whatsapp
Port Adriano
lunes, 26 de septiembre del 2022
Nacho Baltasar, un campeón entrenando a los futuros “iQFoilers”

Nacho Baltasar, un campeón entrenando a los futuros “iQFoilers”

08 de septiembre del 2022 por Nautimedia

Con tan solo 18 años recién cumplidos, Nacho Baltasar ha sido subcampeón del mundo sub-19 de IQFoil, tercero en esta categoría en el último Campeonato ISAF celebrado en julio, segundo español absoluto en el último europeo, se ha quedado a un paso del podio en el último Campeonato del Mundo realizado en Silvaplana en agosto y se ha clasificado como segundo mejor español absoluto en el Allianz SWC Test Event, disputado en La Haya la semana pasada.

¡SIGUE NUESTROS PERFILES EN REDES SOCIALES Y DISFRUTA DEL MAR EN TU MÓVIL!

Sin embargo, a pesar de este impresionante palmarés, Nacho es uno más en la Escuela de Vela del Club Nàutic Sa Ràpita (CNR), donde ha trabajado un verano más como entrenador de windsurf de una nueva generación de navegantes que ahora tienen 12 años. “Es muy importante formar a la cantera, para que las nuevas generaciones sigan manteniendo el nombre del club bien alto: son el futuro”, reflexiona. “Tengo a muchos de mis amigos como compañeros en el club, llevo desde los 5 años en la Escuela de Vela y he crecido con ellos, con los que he formado una gran piña. Además, mi entrenador, Miki Bover, director deportivo del CNR, es mi jefe. De hecho, cuando estoy compitiendo, siempre tengo ganas de volver: disfruto mucho de mi trabajo y me siento muy a gusto en el club. Estar aquí me ayuda a poner los pies en el suelo, y aprendo muchísimo de mis alumnos”, explica.

“Hay algo que me interesa mucho inculcar a mis alumnos: que lo más importante, mucho más que la técnica, es hacer piña y tener amigos del equipo. Les explico que yo jamás hubiera llegado a nada sin la ayuda psicológica de mis amigos. Les intento inculcar el valor del equipo. De hecho, al acabar los entrenamientos, muchas veces les obligo a quedar todos para hacer algo juntos, como cocinar unas galletas, como hicimos el otro día. Se trata de que hagan equipo y se apoyen entre ellos, que es lo más importante”, destaca. En diciembre, sus alumnos participarán en Fornells en su primera competición, el Campeonato de Baleares. 

Asimismo, es consciente de que, a pesar de su recorrido deportivo, no puede descuidar el resto de facetas de su vida. “No quiero depender de mis éxitos, porque sé que esto acabará algún día. El año que viene empezaré a estudiar Grado en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF), y mi objetivo es ser preparador físico de algún equipo deportivo, y si puede ser en el mundo de la náutica, mejor aún”, explica.

Señala que nota el apoyo de sus alumnos, privilegiados por tener a un campeón como Nacho de entrenador, durante los campeonatos en los que participa. “Me siguen, miran los resultados, me envían mensajes: es muy agradecido y me siento muy apoyado”. Por otro lado, cuando está de viaje, los chicos siguen contando con un entrenador de excepción: Lluis Pérez, sexto del mundo de windsurf.

Pero, después de los flashes, las entrevistas y codearse con la élite de su disciplina, volver al club supone un bálsamo para Nacho. “Cuando regresas, recuperas la rutina y te das cuenta de que, al final, volver al club y trabajar lo es todo. Te ayuda un montón a volver a empezar, seguir entrenando y no dormirte en los laureles. La humildad es muy importante, y la he aprendido del club, en el que me veo reflejado”, asegura.

En cuanto a los últimos retos afrontados por el joven regatista, Nacho ha demostrado una vez más su destreza sobre la tabla y lo ha dado todo en el Mundial disputado este mes de agosto, finalizando en la octava posición de la general, tras arriesgar en la medal race. El regatista de Sa Ràpita, que tenía opciones de podio, salió antes de tiempo junto con parte de la flota, y fue penalizado con un BFD, una descalificación con bandera negra por fuera de línea, lo que le impidió luchar por las medallas en la regata final del campeonato.

“Era el último en mi categoría, porque luego paso a absoluto. Además, era el último campeonato de mi entrenador Miki, que me lo ha dado todo en el windsurf, y con el que he viajado más que con mi familia. El año pasado nos quedamos a las puertas, y este año quería arrasar. Lo quería hacer por él”, remacha.

Con la mayoría de edad recién cumplida, justo este pasado 1 de septiembre, y tras un intenso verano compaginando las clases en la Escuela de vela del club con las competiciones internacionales, el regatista del Club Nàutic Sa Ràpita tiene claro su gran reto, acceder a los Juegos Olímpicos de 2024. 

Para conseguir este sueño, Nacho Baltasar ya tiene en mente su próximo objetivo, el Mundial de iQFoil que se disputa el mes de octubre en Brest, Francia. “Mi intención es entrar en el top 10 de sub-21 y en el 30% de la flota general para poder estar en el equipo olímpico”.

Desde Pasión por el Mar seguiremos de cerca la trayectoría de este futuro regatista olímpico, que seguro seguirá sumando éxitos a su palmarés deportivo y llevando el nombre del Club Nàutic Sa Ràpita por todo el mundo. 

MANTENTE PUNTUALMENTE INFORMADO DE LO QUE HACEMOS Y RECIBE NUESTRO NEWSLETTER.

anavre
Dahlberg
Reproductor TV online
Pasión TV
Reproductor Passió Radio
Descubre todos los programas
Contacto por whatsapp
Metalnox
actualidad náutica, noticias náuticas, iqfoil, nacho baltasar, club nàutic sa ràpita, vela olímpica,actualidad náutica, noticias náuticas, iqfoil, nacho baltasar, club nàutic sa ràpita, vela olímpica,actualidad náutica, noticias náuticas, iqfoil, nacho baltasar, club nàutic sa ràpita, vela olímpica,actualidad náutica, noticias náuticas, iqfoil, nacho baltasar, club nàutic sa ràpita, vela olímpica,Nacho Baltasar, un campeón entrenando a los futuros “iQFoilers”
left right close
Suscríbite a nuestra newsletter x